+34 630544227
virginiavegas@xperiencepills.com

¿Qué pasaría si…?

Agencia de formación y desarrollo

La velocidad de los cambios a la que nos enfrentamos en cada empresa o puesto de trabajo es más alta que nunca en la historia, lo que obliga a nuestro cerebro a enfrentarse a constantes cambios incluso antes de haber comprendido el anterior.Desde la automatización hasta las relaciones personales internet ha supuesto la cuarta revolución industrial.

Hasta ahora hemos buscado personas inteligentes, que analizasen los datos y nos sugiriesen el mejor de los caminos a seguir… o personas emocionalmente inteligentes, que fuesen de la mano con nosotros motivando a nuestros equipos o a nosotros mismos para atravesar esos cambios sin bloquearnos por el miedo. Sin embargo quedarnos con una persona de alto coeficiente intelectual o emocional no nos ayuda a aprovechar todo ese caos que se genera ante la cantidad de cambios disruptivos que están afectando a nuestras empresas o puestos de trabajo. Por ello, ahora, la habilidad que deberíamos buscar en nuestras empresas y desarrollar como profesionales es la #ADAPTABILIDAD. 

Natalia Fratto, vicepresidenta uno de los mayores bancos de Inversión en NY, se dedica a seleccionar proyectos en los que SÍ invertir. Ella busca no busca un elevado coeficiente intelectual o emocional.. ella busca esta adaptabilidad en los CEO de los procesos en los que decide invertir mediante tres simples trucos: 

Ahi van:

1- ¿Qué pasaría si…?

No pregunta “¿qué hiciste en esta situación que….?” Sino que  pregunta ¿y qué harías si una ola de calor hace que nadie entre en tus tiendas durante una semana?. Plantearte limitaciones en el futuro  es una manera de hacer que tu cerebro cree “versiones» de ese futuro.Ser capaz de generar un número amplio de escenarios y que además estos escenarios sean sólidos, es una manera de entrenarte tú y de identificar quién será un buen gestor del cambio en tu compañía. Adaptarse no es solo aprender de un nuevo límite o ver tu reacción ante una emoción bloqueante, sino saber manipular la información con la sangre fría y la objetividad suficiente para conseguir llegar a tu objetivo.

2-Desaprender.

Las creencias establecidas y los conocimientos anclados bloquean tu desarrollo. Empieza a desaprender.. empieza a preguntarte.. ¿y si hay alguien que lo haga mejor que yo? ¿y si no lo sé todo sobre las técnicas de venta? Cuestionarse el status quo re-escribe tu background con nuevas anotaciones que lo enriquecen y te ayuda plantearte nuevos caminos de desarrollo. La formación continua es una manera de romper esta barrera.

3- Exploración y no explotación.

La mayoría de las empresas nos centramos en explotar nuestros éxitos y no en explorarlos. Esto es productivo durante un tiempo limitado en el que nos creemos los amos y señores del mercado.. sin embargo hace que perdamos de vista nuevas oportunidades de negocio. Debemos centrarnos en la exploración además de la explotación. La exploración nos permite seguir identificando éxitos y abrir caminos a negocios futuros.( de producto, de clientes, de zonas de producción, de personas…)

En definitiva, entrenemos la adaptabilidad como una de las nuevas habilidades necesarias en nuestros equipos si queremos seguir siendo empresas vivas capaces de responder a las necesidades de nuestros clientes.